ACADEMIA DE VENTAS


Bienvenido al programa y al principio de un proceso de transformación en la calidad de vida y los resultados que produces tú y tu equipo de trabajo. Este programa es el resultado de más de una década no solo de investigación, si no de la aplicación práctica de herramientas y tácticas en ambientes y contextos reales de trabajo. Las estrategias de este programa llevarán a cualquier individuo o equipo de ventas de cualquier organización al “siguiente nivel”.

El programa está diseñado para alinear las piezas clave necesarias para el éxito en cualquier contexto de ventas: los elementos del “juego interno”, así como las estrategias específicas y técnicas necesarias para la prospección efectiva, contacto y acercamiento, presentación de nuestro producto o servicio, manejo de objeciones, el cierre de ventas al más ato nivel, la obtención de testimonios y la manera de explotar tus ingresos.

Así mismo, para todas aquellas personas que no están en el ámbito directo de ventas, aprenderán estrategias para influir en ellos mismos y lograr obtener resultados tanto en el aspecto personal como profesional.

 

TALLER DE RESULTADOS



Las personas que tienen éxito no son personas con suerte, no nacieron con estrella, lo que hacen de manera regular es lo que las hace ser exitosas. Las personas que están físicamente bien, con vitalidad, con energía, con actitud positiva, no nacieron con todo esto, no nacieron así. Las personas felices y exitosas piensan y actúan de cierta manera. Tienen patrones de conducta, comportamientos, que los hacen ser exitosos. De igual manera, las personas infelices y mediocres, piensan y actúan de cierta manera.

En este taller, te ayudaré a establecer un patrón que te permitirá enfocarte en lo que mas te importa, en donde quieres realmente tener resultados y no caer en la cultura de hacer, hacer, hacer y esperar que algún día seas exitoso, algún día seas feliz, algún día tengas dinero, algún día seas saludable, cuando mis hijos crezcan, cuando encuentre a la persona adecuada, cuando tenga tal o cual trabajo; El decir: “algún día” no te lleva a ningún lado!

Este taller te llevará por 7 pasos que te ayudarán a pasar de un idea, a desarrollar un plan de acción. A obtener los resultados que te mereces en las áreas de tu vida en las que desees tener resultados.. Es muy sencillo y lo haremos divertido.

 

ACTITUD DE SERVICIO



Servir a los demás, ser útil en cualquier rol o situación en la que interactuamos con los demás, es una habilidad que nos hace más competentes ante los problemas de la vida, nos abre puertas, nos da grandes satisfacciones, le da mayor sentido a nuestra existencia. La vida humana se sostiene sobre el valor del servicio.

Aprender a servir con calidad, tener una actitud de servicio es vital para toda persona. En nuestros días, es sorprendente la manera en que el “servicio al cliente” ha penetrado en el pensamiento y en la acción de muchas empresas y organizaciones, transformando profundamente sus prioridades, sus sistemas y estructuras internas, su manera de tratar a sus proveedores, clientes y colaboradores. El servicio es la última frontera, la prueba final de la calidad, la verdadera ventaja competitiva. Desarrollar una actitud de servicio nos capacita ampliamente para servir con calidad en nuestro ambiente de trabajo y en toda circunstancia que nos toque vivir.

Así mismo, para todas aquellas personas que no están en el ámbito directo de ventas, aprenderán estrategias para influir en ellos mismos y lograr obtener resultados tanto en el aspecto personal como profesional.

 

CALIDAD HUMANA EN EL TRABAJO

 
 
 
 

¿Cómo hacer de la calidad humana el principal recurso, la estrategia central, para alcanzar los resultados deseados en todas las áreas de la organización? La calidad inicia en las personas. La calidad humana es la base de toda calidad y antecedente a cualquier otra. Una autentica cultura de calidad estará siempre sustentada y alimentada por personas de calidad. Además varios estudios revelan que el éxito depende un 85% de LAS ACTITUDES y 15% de los conocimientos y habilidades técnicas. Hasta un 85% de los problemas de una organización, son problemas humanos.

 

COACHING



Consiste en trabajar con personas y/o equipos en un proceso creativo y estimulante que le sirva de inspiración para maximizar su potencial personal y profesional.El coaching brinda muchos beneficios: prerspectiva fresca en los retos personales y profesionales, potencializa las habilidades de toma de decisiones, efevtividad y manejo de relaciones interpersonales y aumenta la confianza en uno mismo. Los resultados son medibles y espectaculares a corto plazo.

 

MENTALIDAD DE ACERO



¿Porqué algunos tienen éxito y otros fracasan sin importar cual sea su actividad profesional u oficio? De eso quiero platicar brevemente contigo en esta ocasión. Son varios los aspectos que contestan a esta pregunta, sin embargo hoy me enfocaré en un diferenciador que he visto en todos los que lo logran, un diferenciador clave en estas personas. Tener una Mentalidad de Acero. Son 3 aspectos principales, tres sub mentalidades, por decirlo de alguna manera, que forman una mentalidad de acero:

Mentalidad Proactiva: mentalidad que te hace responsable de tus resultados. Esta mentalidad no te permite justificarte ni culpar a terceros, es decir, no te permite hacerte la víctima. Es muy importante, ¿estas de acuerdo conmigo? Al no tener esta mentalidad, normalmente encontrarás un pretexto para no tomar acción, un pretexto del porque fallas. Lo contrario a una mentalidad proactiva es una mentalidad de víctima. Como dice uno de mis mentores, Tony Robbins: “No es la falta de recursos por lo que fallamos, es la falta de intención”.

Esta mentalidad es pasar del “Yo no soy…yo no tengo….yo no se como…” al “Yo seré…yo obtendré….yo construiré…yo aprenderé a….”

Mentalidad de Contribución: Esta mentalidad tiene que ver con “servir primero” antes de esperar recibir. Es la mentalidad de “dar” algo de lo que tenemos, de compartir, de contribuir al crecimiento de los demás. Es el servicio por lo que nos desarrollamos, siempre somos servidos por alguien ó servimos a alguien. Es la esencia de lo que un ser humano puede hacer en su paso por la vida. Estoy convencido de que la frase “pide y se te dará” debe de cambiar por “sirve y recibirás”. Esto no quiere decir que no tengamos claras nuestras metas. En la medida en que damos a los demás, recibimos de regreso. Es la ley de la reciprocidad. Y no sólo es por recibir de regreso, es porque el dar, el contribuir, es “bueno”.

Esta mentalidad es estar consciente de lo fácil que es convertir una situación de ayuda en una acción de servicio, una acción de contribución.

Mentalidad de Alto Desempeño: Esta mentalidad es la que detona todo. Es el combustible que lanza el cohete al espacio. Esta mentalidad es la que da sentido a nuestro día, es la que hace sentir que todo lo que hacemos es valioso. Es la que nos mueve hacia los resultados que queremos lograr. Son 4 áreas las que desarrollan esta mentalidad :

  • Nuestra psicología: ¿Cómo piensas? ¿Cómo te comportas? Debemos dominar nuestros pensamientos y comportamientos. ¿Qué tipo de pensamientos tienes? ¿Qué tipo de comportamientos detonan tu manera de pensar? Recuerda que tus pensamientos detonan tus emociones, que detonan tus acciones, que definen tus resultados.
  • Nuestra fisiología: Es activar nuestro cuerpo, es el nivel de energía que tienes, es qué tan saludable eres. Y la pregunta es, ¿qué estas haciendo para mejorar tu fisiología? Por poner un ejemplo, si consideras que tienes sobre peso, que tienes obesidad, es importante que inicies un programa que te ayude a mejorar esa situación. Mejorar esta situación mejorará tu mentalidad y tu calidad de vida.
  • Nuestra productividad: La gente que falla, no produce, la gente que tiene éxito, es la que produce. Mucho de lo que tiene que ver con qué tan productivos somos es cómo manejamos nuestro tiempo, en la definición y administración de nuestras actividades para usar nuestro tiempo de la mejor manera. En lo que enfocamos todos los días. ¿Qué tiempo dedicas a la planeación? La planeación es una actividad crucial para tener buenos resultados. Debemos dedicar tiempo a planear nuestro día, nuestra semana, e dedicar tiempo a aquellas actividades que generan valor, que nos encaminan a los grandes resultados que pretendemos obtener.
  • Nuestro autodesarrollo: Es fundamental dedicar tiempo a nuestro desarrollo personal, a convertirnos en expertos de lo que hacemos. Es necesario desarrollar nuestros conocimientos y habilidades para lograr el éxito y los resultados que pretendemos. Debemos de preocuparnos por ser mejores personas, para poder contribuir.

Espero que esta información te sea de utilidad.

Excelente semana.